emprendimiento social

En México existen diferentes empresas las cuáles cuentan con buenas prácticas en el mundo del emprendimiento social.

El emprendimiento social en estas empresas son un motor de cambio, es de emprendedores para emprendedores.

De esta forma se esperar lograr un impacto positivo en la sociedad con sus actividades, generando valor y una visión del futuro.

Hoy en Plan D vamos a descubrir las empresas que tienen buenas prácticas en el mundo del emprendimiento social.

Las empresas que tienen buenas prácticas en emprendimiento social

Acción Social Empresarial (ASE)

ASE creo un concurso de proyectos de emprendimiento social, dirigido para jóvenes que contribuyen al valor vitado.

Estos emprendimientos deben tener contenido de innovación social.

Citibanamex

Citibanamex destinó 9.7 millones de pesos a siete organizaciones que impulsan proyectos de emprendimiento social en México.

Esto fue durante la crisis por Covid-19 para poder apoyar la re activación económica y del mismo modo la recuperación de empleos en el país.

Se espera que estos proyectos beneficien a más de 11 mil personas en todo el país.

Closca

Closca es una pequeña empresa valenciana arraigada en el emprendimiento social.

Desde su fundación en 2013 ha invertido en el desarrollo de producto y nuevas tecnologías con el fin de dar la vuelta a esos hábitos que dañan al planeta.

Con dos de sus productos, un casco plegable y una botella rellenable, han conseguido ahorrar más de 5000 toneladas de emisiones de C02 y más de 5,6 millones de botellas de plástico a lo largo de un año.

Coca Cola

Esta multinacional impulsa el proyecto GIRA Mujeres, un programa de formación y capacitación dirigido a mujeres que quieran desarrollar una idea de negocio.

Para ello, les aporta un acompañamiento que les ayuda a avanzar hacia el emprendimiento social.

El objetivo es empoderar a mujeres como agentes económicas que contribuyan a la transformación y desarrollo en sus respectivas comunidades.

Cooperación Internacional

Esta organización sin ánimo de lucro impulsa desde hace más de 20 años el emprendimiento social de los jóvenes orientado a la transformación social.

Un ejemplo de ello es Needo, un foro donde forman a jóvenes en capacidades y competencias para diseñar un proyecto social, real y eficaz, y que desarrollen sus propias ideas.

Fundación máshumano

El Premio Emprendimiento Social Jóvenes máshumano pone en valor proyectos de emprendimiento social que fomenten una sociedad más responsable y sostenible.

En la última convocatoria se presentaron más 170 proyectos, de los que se erigieron tres proyectos ganadores.

Lilly y el proyecto ‘DesafíoPRO’

La compañía farmacéutica Lilly desarrolla el proyecto ‘DesafíoPRO’ junto con la fundación United Way.

Un proyecto que tiene como objetivo principal el prevenir el fracaso escolar ¿cómo? a través del emprendimiento social.

Y un buen desarrollo de las capacidades de los jóvenes.

Ship2B Ventures

Este fondo de inversiones sitúa el foco sobre startups que den respuesta a tres grandes retos: la mejora de la calidad de vida de colectivos vulnerables, el cambio climático y el fracaso escolar.

El objetivo es desarrollar y ampliar el ecosistema europeo de impacto social apoyando el emprendimiento social y a los inversores de impacto social.

Ashoka

La fundación Ashoka cuenta con 40 años de experiencia como organización de referencia en el campo del emprendimiento y la innovación social.

Su estrategia conecta comunidades de líderes sociales, empresariales y académicos para potenciar la colaboración intersectorial y elevar el impacto social.

Posee la red de emprendimiento social más grande del mundo, con más de 3.700 emprendedores sociales en más de 90 países.

Alexandra Machado

Alexandra Machado es una de los 3.700 emprendedores sociales. Con su organización Girl Move está cambiando el papel en la sociedad mozambiqueña, identificando y preparando a la nueva generación de líderes en el país.

Ha diseñado un modelo de mentoría y acompañamiento dirigido a niñas desde los 12 años hasta la edad universitaria, etapa crucial para motivarlas y asegurar que sigan su trayectoria educativa.

Autofabricantes

Autofabricantes, genera un impacto positivo. Está cambiando el paradigma de la discapacidad poniendo en el centro a las personas que necesitan prótesis.

El resultado son productos rentables y en código abierto que se comparten, descargan e imprimen en 3D en todo el mundo.

Eticas Consulting

Otra emprendedora social de Ashoka es Gemma Galdón, fundadora de Eticas Consulting, quien ha logrado traducir el concepto de ética digital en un proceso tangible:

Una metodología de auditoría de algoritmos para empresas y gobiernos. Galdon analiza los datos de origen, los sesgos, cómo impactan en colectivos vulnerables y cómo corregirlos para lograr una sociedad más justa y una tecnología más humana.

Bridge for Billions

Pablo Santaeufemia está democratizando el acceso al emprendimiento en etapas tempranas con Bridge for Billions.

A través de una plataforma de incubadoras digitales accesibles para cualquier persona con conexión a internet, prestan apoyo a personas que han sido excluidas del ecosistema empresarial tradicional.

Ashoka y Fundación Caser

Ashoka también promueve el emprendimiento social con distintas acciones y alianzas, además de conectando a emprendedores sociales.

Una de sus acciones más recientes se trata de un concurso. En alianza con la Fundación Caser, quien aporta un premio dotado con 15.000 euros.

Makesense: el puente para el emprendimiento social

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.